Mejor forma de cotizar un proyecto de interiorismo

 In Interiorismo

El proceso de cotización para un proyecto que requiera de los servicios de un interiorista es uno que necesita de un enorme trato personalizado. La confianza es el ingrediente principal de esta receta que debe poder satisfacer tanto al cliente como al proveedor, pues aunque en estricta teoría el cliente siempre tiene la razón, ya sea que el cliente sea el mismo propietario o el ingeniero o arquitecto encargado, el experto en interiorismo debe ser capaz de realizar recomendaciones muy puntuales y defenderlas en nombre del proyecto.

En Almadera somos conscientes de que cada estudio tiene su propio proceso de cotización pero hoy queremos hablar de cómo lo hacemos nosotros.

1.- El primer paso es tener una entrevista a profundidad con el prospecto. Nuestros asesores expertos se sientan (o toman llamadas cuando esto no es posible) con la persona para conocer las necesidades del proyecto y las tareas de las que nosotros estaríamos encargados.

El cliente es el que pone el límite de nuestra colaboración. Almadera es una boutique de interiorismo que se encarga desde simplemente elaborar el diseño del proyecto hasta la fabricación e instalación con entrega “llave en mano” del mismo.

2.-Después pasamos a realizar una propuesta completamente personalizada aterrizada a las necesidades percibidas. Esta fase incluye la producción de un presupuesto completamente comprobable y preciso.

3.- Una vez que la propuesta es aceptada, pasamos a la generación del render 3D de acuerdo al resultado buscado. Los cambios se realizan en el render y concretamos las juntas necesarias hasta que el cliente está completamente convencido de lo que mira. El render es nuestra guía de trabajo y una vez que este tiene visto bueno, comienza el proceso técnico.

 

 

4.- Se realiza el levantamiento de medidas generales, especificaciones de los muebles, y las pruebas con materiales, tonos y texturas. El cliente está enterado en todo momento del estatus del proyecto.

5.- El quinto y último punto es la entrega final. En los casos en los que solo colaboramos con el diseño, el cliente recibe los archivos, tanto físicos como digitales, derivados del proyecto en los formatos especificados por el mismo. Cuando nos hacemos cargo del proceso de fabricación y montaje, el equipo da por finalizado el trabajo una vez que el resultado es exactamente igual al presentado a través del render.

En Almadera somos apasionados de los proyectos que trabajamos. Aunque ciertamente preferimos trabajar el proyecto desde su concepción hasta su ensamblaje, pues así garantizamos que el resultado final es justamente el que se estaba buscando, nos entregamos con la misma intensidad al diseño y conceptualización del mismo.

Te invitamos a agendar una cita y a que nos platiques de tu proyecto, sin ningún tipo de compromiso. Estamos seguros de que la atención brindada, nuestro buen servicio y respuesta rápida, el seguimiento y la calidad del trabajo ejecutado te convencerá tanto que muy pronto nos convertiremos en tu boutique de interiorismo de casa.

Estamos muy entusiasmados de comenzar a trabajar juntos.

Recommended Posts