El render como herramienta de cierre

 In Arquitectura, Diseño, Interiorismo

El ramo de la arquitectura ha cambiado de forma significativa en los últimos años. Hace no demasiado tiempo, los arquitectos, ingenieros y diseñadores de interiores tenían que apoyarse en planos, fotos de otros espacios e imágenes dibujadas a mano para mostrarles a los clientes su visión del proyecto. Aún en el tiempo presente, nadie está exento al “yo me lo había imaginado diferente” pero ahora más que nunca tenemos las herramientas necesarias para evitar grandes cambios una vez terminado el proyecto.

Una herramienta básica (y casi obligatoria) para cualquier empresa o firma de arquitectura es el Render 3D. A través del mismo, el artista digital es capaz de presentar una versión próxima a la realidad de cómo se vería el proyecto una vez finalizado. Pero un render sirve para algo mucho más importante que para mostrar un acercamiento del proyecto… sirve para vender una idea.

Almadera es una boutique de interiorismo especializada en el arte industrial y nuestra intención es que nuestros clientes puedan vernos como asesores expertos en nuestra área. La misión de un asesor va más allá que simplemente aterrizar y concretar las ideas de nuestros clientes, debemos ser capaces de hacer propuestas, de dar consejos y de ofrecer soluciones que los sorprendan positivamente.

 

 

Es por esto que todos nuestros proyectos pasan por un tratamiento a base de Render 3D que le permiten a nuestro equipo de asesores respaldar cambios o nuevas propuestas al cliente. Algunas de las características que hacen que un render sea verdaderamente útil para el cliente son:

 

  • Iluminación: Las luces y las sombras son factores que le brindan una temperatura concreta a un espacio. Un buen render debe ser capaz de representar los puntos exactos en los que debe existir una fuente de luz además del alcance y la tonalidad que tendrá la misma.

 

  • Texturas: Las superficies tienen un impacto directo en las personas que se encuentran dentro de un espacio. Dependiendo del enfoque que tenga el proyecto, se pueden presentar diferentes propuestas sobre las sensaciones que se pretenden lograr y un render debe poder transmitir ese sentimiento.

 

  • Contrastes: Un elemento esencial en el diseño de interiores es la forma en que los distintos elementos y colores contrastan o se complementan entre ellos. Este es uno de los factores menos aterrizados dentro de la mente de nuestros clientes y el mostrarlo, aún en forma digital, nos apoya mucho a darle personalidad a los proyectos.

 

  • Detalles: Un florero aquí, un cuadro acá. El render digital se convierte en un lienzo en el cual los diseñadores de interiores pueden plasmar sus ideas y fundamentar sus motivos por los cuales el espacio funciona mejor de cierta forma. Esto también ayuda a que el cliente comprenda perfectamente el uso del presupuesto.

 

En Almadera somos expertos en servicios de interiorismo de espacios y fabricación de muebles para proyectos comerciales, residenciales u hoteleros. Si eres arquitecto o ingeniero y quieres saber más sobre nuestro proceso de trabajo, agenda una cita con nuestro equipo de asesores y con gusto te brindaremos toda la información que necesites.

Recent Posts