5 Consejos para hacer sinergia con tu diseñador

 In Diseño, Interiorismo, Tips

La tarea de entregar un proyecto arquitectónico completamente integral es una que involucra muchas manos. Una de las mancuernas más comunes (e importantes) es la que se forma entre arquitectos, ingenieros o encargados del proyecto con el diseñador de interiores.

La importancia de este combo radica justamente en que debe existir una visión compartida. Existen arquitectos o ingenieros que tienen a su diseñador de interiores dentro de la empresa pero muchos otros han logrado una conexión tan fructífera con agencias de diseño de interiores externas a su firma que prácticamente se manejan como si fueran parte de la misma firma.

Esto no siempre es sencillo pues pueden existir puntos de vista o procesos de operación distintos y hasta contrarios lo que termina resultando en retrasos de entrega, equivocaciones en inversión de capital y en la pérdida de confianza por parte del cliente. Sin embargo, hay ciertas recomendaciones muy prácticas y sencillas con las que se pueden evitar estas malas prácticas.

 

 

Almadera es una boutique de interiorismo especializada en el arte industrial enfocado en en la creación de espacios y la fabricación de muebles. En nuestros más de 7 años de experiencia hemos hecho alianza con distintos arquitectos e ingenieros, todos con visiones distintas, y hemos detectado algunos puntos muy específicos que han construido alianzas poderosas que se han visto reflejados en clientes satisfechos.

Estos puntos se pueden resumir en 5 consejos para crear una sinergia ideal entre ingenieros o arquitectos y tu diseñador de interiores.

1.- Coticen en conjunto: Esto no es una obligación pero cuando existe una alianza entre dos firmas, se comienza a tener cierta noción de los montos que maneja la otra empresa. De esta forma se pueden contemplar números aproximados desde el inicio para presentar una cotización que involucre el servicio de ambas partes.

2.- Designen a un ejecutivo de cuentas: Una persona-puente entre ambas firmas es indispensable para que exista una comunicación efectiva y un orden en los procesos. Un buen ejecutivo conoce perfectamente cómo funcionan las dos empresas y operará en función de que ambas salgan beneficiadas de forma equilibrada. Así, todas las partes ganan.

3.- Juntas / Llamadas entre citas: La comunicación es clave para el éxito del proyecto. Tener llamadas o juntas continuas es una excelente forma de comparar opiniones sobre el proyecto y de acordar propuestas a presentar en reuniones futuras con el cliente. De esta forma, ambas firmas están enteradas de los pasos a seguir y se evita la incertidumbre.

4.- Establezcan tiempos: Conocer los tiempos y capacidades de producción del otro es una herramienta fundamental para entregar el proyecto en forma. La actividad de consulta entre ambas empresas es una forma de asegurar que el cliente quede satisfecho con el trabajo.

5.- Preséntense como aliados: La llegada de un nuevo cliente para uno es un nuevo cliente para todos. Si durante el proceso de negociación ambas partes le comentan al prospecto que tienen a un aliado comercial que termina de complementar el servicio, esto significa un flujo constante de trabajo para ambas partes.

Son muchas las buenas prácticas que se pueden tomar en cuenta para tener una sinergia poderosa entre firmas de arquitectura y de diseño. El tener a un brazo de confianza que ejecute las actividades que tu no puedes o no quieres desarrollar es una forma sana de entregar al cliente un proyecto arquitectónico de calidad.

En Almadera estamos siempre abiertos a la creación de nuevas alianzas. Si tienes un proyecto arquitectónico entre manos y quieres conocer la calidad de nuestros procesos de interiorismo y carpintería, ponte en contacto con nuestro equipo de asesores y con gusto agendamos una cita para conocernos.

Recommended Posts